Tratamiento depresión, ansiedad Clínica Abla

Por qué no hay que ocultar el suicidio

El suicidio causa cerca de 4000 muertes en nuestro país y ya es la primera causa de muerte no natural en España. Sin embargo, ha estado y sigue estando tan estigmatizado que parece que debe ser oculto y apenas mencionado. Poco a poco esto empieza a cambiar (siempre respetando la intimidad y confidencialidad de las familias).

 

 

Estas son las razones por las que no hay que ocultar el suicidio.
-El hecho de no mencionarlo, de mantenerlo oculto no ha reducido el número de ellos, de hecho el riesgo en nuestro país ha aumentado y parece ser que lo va a seguir haciendo.
-Empieza a haber familiares de víctimas que no sólo no lo ocultan sino que se niegan a que tanto ellos como su familiar perdido se vean permanentemente estigmatizados. Están hartos de escuchar comentarios tales como “que cobarde ha sido, en qué estaba pensando”… De hecho en diversas ciudades ya existen Asociaciones de Supervivientes al Suicidio.

 

Tratamiento depresión, ansiedad Clínica Abla
Por lo tanto, poco a poco debemos contribuir a que el suicidio ya no sea un tabú. Como psicóloga, creo que tenemos un papel clave. En consulta debemos tratar de investigar si los pacientes pueden tener alguna idea autolítica. Y sobre todo, concienciar a la población para que pida ayuda. Muchas de las personas que han acabado suicidándose o no estaban recibiendo el tratamiento adecuado o ni siquiera habían sido diagnosticadas.
El suicidio es un tema tan complicado que durante mucho tiempo incluso a los profesionales nos ha costado manifestarnos pero es obvio que debe ser tratado para tratar de reducir el gran número de fallecidos. También es muy importante el tratamiento del duelo de las personas cercanas ya que es muy distinto al que se sufre en otro tipo de circunstancias.

Homosexualidad y adolescencia: Razones para luchar contra la homofobia

¿Sigue existiendo discriminación hacia las personas según su orientación sexual?

Muchas veces pensamos que esto ya es cosa del pasado, que las personas homosexuales no tienen problemas a la hora de expresar su condición sexual, pero aunque ha habido avances aún quedan cosas por lograr. Una de ellas es la discriminación o el trato que sufren los adolescentes cuando descubren su orientación homosexual. Como psicóloga especializada en infancia y adolescencia me lo sigo encontrando en consulta con cierta frecuencia: chavales que le ocultan esta información a sus padres por miedo, o padres que piensan que es un “capricho o rebeldía” o chavales que no son aceptados por sus iguales en el ámbito escolar.

LOGO STOP HOMOFOBIA PROYECTO

Algunos signos de que sigue existiendo discriminación y dificultades para aceptar la condición homosexual son los siguientes:

Miedo a decirlo en casa, sí, en 2016 aún existen muchos adolescentes que tienen miedo a comunicar en casa sus sentimientos al respecto y lo que es peor, ese miedo en muchas ocasiones no es un miedo infundado sino que la respuesta muchas veces es de rechazo incluso en tono jocoso o incluso violento.

-Son víctimas de acoso escolar o bullying en mayor medida que un alumno/a heterosexual.

-Nadie considera que una persona heterosexual tenga que esconder su relación, en el caso de las relaciones homosexuales se observan muchas falsas aceptaciones con comentarios del tipo “si a mí me parece muy bien que cada uno esté con quién esté, pero no hace falta que se vayan besuqueando por la calle”.

-Muchos adolescentes aseguran que cuando se produce un ataque homófobo la respuesta por parte de la autoridad ( profesores, por ejemplo) no es lo suficientemente rotunda.  Sienten que las agresiones homófobas se “minimizan” y reclaman una mayor contundencia.

Por todo esto, tenemos que seguir trabajando para que no discriminemos a nadie por cualquier motivo, incluido por supuesto su identidad de género u orientación sexual.

Maite Calvo-Fernández. Psicóloga Clínica Abla. Coslada, San Fernando de Henares y Madrid-Retiro.

Se acaba el cole ¿qué hacemos con los niños en vacaciones?

En los próximos días todos los niños y niñas van a comenzar sus vacaciones de verano. Y lo cierto es que se las merecen tras un largo curso escolar. Llegadas estas fechas siempre se plantean las mismas dificultades si ambos progenitores trabajan

¿Cómo compatibilizar las vacaciones de nuestros hijos con las nuestras?

Qué hacer con los niños en verano

Qué hacer con los niños en verano

Aunque en ocasiones se ha planteado la cuestión de alargar el curso, incluso en alguna comunidad (Cantabria) cambie el modelo el próximo curso, creo que en general somos los adultos los que nos debemos adaptar a las características de las vacaciones de los pequeños, porque imaginarse dar clases en julio en gran parte de España es directamente imposible con las características actuales de los centros ( orientación de las aulas, falta de aire acondicionado…)

¿Qué posibilidades tenemos para adaptarnos a sus vacaciones?

Cuidado por parte de otros familiares, por ejemplo abuelos. Es una medida que de forma temporal ( no todo el verano) y siempre y cuando la salud y las circunstancias lo permitan puede ser positiva.

Campamentos. En función del gusto, tiempo y situación económica de la familia, pueden ser urbanos, tipo boy scouts. Aconsejo que siempre que sea posible se elija el campamento teniendo en cuenta los gustos y aficiones de los pequeños, por ejemplo, hay campamentos de fútbol, de idiomas…

Vacaciones separadas del padre y de la madre. No sólo como es obvio en el caso de padres y madres separados, sino que conozco casos de padres que cogen las vacaciones alternativamente y por separado en julio y en agosto para poder atender así a sus hijos. No es algo bueno ni malo, es útil y se puede aprovechar para que cada progenitor fomente las aficiones que comparte con su hijo, conocerse mejor.

Por último, recordar que las vacaciones son un tiempo de ocio que no debe estar ocupado en su mayor parte por la realización de actividades escolares. Se puede reforzar las áreas deficitarias, pero debe haber un período mínimo de 15 días en el que el niño no haga ninguna actividad escolar obligatoria, aunque tenga unos cuadernillos o similar que entregar en septiembre en el centro escolar.

Feliz día de la madre

Este próximo domingo 1 de mayo es el día de la madre y aprovecho estas líneas para felicitar a todas las madres. Esta celebración nos invita a reflexionar sobre la maternidad y en los cambios que últimamente se han producido en el concepto que la sociedad tiene de ella. feliz dia madreYo creo que la importancia de la figura materna sigue vigente, de hecho hoy en día hay numerosas madres solteras por convicción y no por obligación, pero si es cierto que hay circunstancias alrededor de la maternidad que han cambiado, por ejemplo:

  • El tiempo de dedicación a los niños:Muy pocas familias se pueden permitir un progenitor ( en este caso hablamos de la madre por ser su día) a tiempo completo para sus hijos sin trabajar fuera del hogar. Prácticamente todas las madres que veo en consulta expresan el deseo sincero de poder pasar más tiempo con sus hijos y es cierto que hay muchas medidas por la conciliación que serían más que deseables, pero lo importante y que está en nuestras manos es la calidad de ese tiempo, disfrutar del tiempo que se tiene con los hijos y ejercer de madre de la misma manera que si estuviéramos más tiempo con ellos.
  • El número de hijos: Tanto por la edad a la que se suele iniciar la maternidad como por motivos económicos o personales se ha reducido el número de hijos, siendo ya muy frecuente encontrar hijos únicos. ¿y qué madre de hijo único no ha oído comentarios como, qué pena se va a quedar solo, o se va a malcriar?. No merece la pena preocuparse por estos comentarios, ya que el que esa profecía pudiera cumplirse depende más de la actitud de los padres que de ser hijo único. Los niños se relacionan con otros niños en el colegio y en actividades extraescolares y no solo con los hermanos y si tratamos de evitar una sobreprotección ( que por otra parte también se da en familias con más de un hijo) lograremos que no se cumpla esas expectativas negativas.

Maite Calvo-Fernández

Psicóloga en Clínica Abla

Igualdad: Todos los días y para niñas y niños

No es casualidad que publiquemos este artículo justo pasado el día 8, el día de la mujer. Entiendo que hay que escoger una fecha para reivindicar pero es algo a lo que debemos prestar atención todo el año.

 

psicóloga Maite Calvo sobre igualdad niños y niñas

Es importante reivindicar que los niños y las niñas tienen los mismos derechos y deben ser educados de la misma forma. Ambos géneros tienen diferencias biológicas pero éstas no deben ser impedimento para ser criados de la misma forma y aquí es donde casi todos tenderíamos a pensar, pero esto en 2016 ya es así… ¿seguro…? Imaginemos algunas situaciones:

  • Nuestro hijo varón pide para su cumpleaños una cocinita, ¿no oiría que es un juguete para niñas?.
  • Nuestra hija quiere apuntarse a fútbol ¿nadie intentaría reconducir esta afición hacia la gimnasia rítmica o ballet?
  • ¿A quién le enseñamos las tareas domésticas? ¿Enseñamos a todos a cocinar o a arreglar un enchufe o similar?

Todo lo anteriormente mencionado no implica que no debamos respetar los gustos de nuestros hijos, sí,  es muy frecuente que una niña de 4 años solo quiera vestir de rosa y jugar a las princesas, pero procuremos no ser nosotros los que limitemos esas posibilidades.

Y no nos olvidemos de lo importante que es el aprendizaje por imitación. A día de hoy muchos de los niños que veo en consulta me siguen diciendo que la que cocina y limpia es la madre.  Así que démosles ejemplo y repartamos las tareas dentro y fuera del hogar. También debemos cuidar nuestro lenguaje cuando les digamos frases como: “los niños no lloran”.

 

Maite Calvo-Fernández

Psicóloga en Clínica Abla

Mi hijo/a tiene retraso en el lenguaje: Pautas para padres

 

Cuando un niño tiene problemas de lenguaje es muy importante trabajar con la familia.  Aquí os dejamos unas pautas unas pautas  sobre cómo intervenir en casa para estimular el lenguaje oral de vuestros hijos e hijas.

Man playing with boy

Man playing with boy

  1. Hablar al niño tan a menudo como sea posible, aprovechar cualquier actividad, cuando éste se encuentre inmerso en actividades atractivas para él.
  2. Jugar con el niño o la niña, mirar cuentos a la vez, contárselos en vez de verlos en película para así despertar y estimular su imaginación. Dibujar conjuntamente, hablar sobre sus dibujos…
  3. Elegir actividades conjuntas para provocar el lenguaje espontáneo: hacer un puzzle, preparar la comida, pasear por la calle, coger el autobús, salir al campo, pasear en bicicleta, jugar con juguetes, construcciones, muñecas y coches…
  4. Pregunta a  tu hijo, directa o indirectamente, qué actividades ha hecho en el colegio, o qué ha comido, o que te cuente un cuento, chistes, canciones. Estos intercambios serán importantes para activar su memoria a corto, medio y largo plazo. Orientarles en el tiempo (antes, ahora, después, ayer, hoy, mañana…) y el espacio (arriba, debajo, delante, detrás, en frente, al lado….)
  5. Aprovechar los cuentos infantiles que el niño debe tener en su cuarto, para reconocer e identificar colores, formas, tamaños, números..
  6. Tener muy en cuenta el tipo de alimentación que se ofrece al niño o niña. Es importante que sea adecuada a su edad. Introduciendo alimentos en su dieta que requieran un esfuerzo progresivo de masticación, deglución, ingesta de líquidos…caramelos y chicles sin azúcar, y, en definitiva, ayuda a ejercitar la musculatura de la boca (lengua, labios, mandíbula…) También ejercicios indirectos de muecas, risas, besos…
  7. Controlar que el niño o la niña mantenga en todo momento una buena coordinación respiratoria: tomar el aire por la nariz y expulsarlo por la boca. No respirar humos de tabaco…
  8. Hacer juegos de respiración y soplo: pompitas, matasuegras, velas, globos, soplar y aspirar agua con pajitas, sonarse la nariz (primero un lado y luego el otro.)
  9. Cantar y silbar les ayuda no solo a articular y pronunciar mejor, sino a estimular el sentido del ritmo, musical y melódico.
  10. Es importante también controlar la postura en todo momento, cabeza, cuello, hombros, espalda…vigilando que estén rectos y que no estén caídos, encorvados ni rígidos.
  11. Es imprescindible que el niño juegue, solo y con otros niños para desarrollar su imaginación, inventiva (juego simbólico: dar usos diferentes a los objetos cotidianos, ej: cabalgar en una escoba), capacidad de relación, coordinación de movimientos, equilibrio, conocimiento de su cuerpo, autoimagen y autoestima.
  12. Evitar que pase demasiado tiempo frente al televisor, principalmente porque propicia una actitud pasiva, que retrasa su desarrollo, puede provocar problemas visuales y posturales.
    Además es importante que se vigile el contenido de lo que ven en la tele, que el adulto le ayude a interpretar las imágenes que esta viendo, aprovechando para enriquecer el vocabulario.

No olvidar que el objetivo del lenguaje es comunicarnos, por tanto, debemos prestar atención a nuestros hijos, intentando comprenderlos pero haciendo que se esfuercen para que otras personas también lleguen a entenderles.

Gema Parra. Logopeda en Clínica Abla

¿Cuándo es recomendable hacer un curso de técnicas de estudio?

Cuando llegan los resultados del primer trimestre escolar, en muchos casos los padres comentan:

Para el tiempo que emplea mi hijo/a los resultados no son tan buenos.

notas

Ante esto puede ser adecuado realizar un curso de técnicas de estudio, pero ¿cuándo se puede empezar? A partir de 5º de primaria ya es posible, aunque quizás los años más adecuados sean 6º de primaria, primero y segundo de la ESO.


¿Es lo mismo que apoyo escolar?

No. Estos cursos van dirigidos a alumnos que tiene un estudio excesivamente memorístico, que no obtienen un rendimiento acorde a su esfuerzo o que son muy desorganizados. Si se tiene algún trastorno importante de lectoescritura o de aprendizaje sería más adecuado tener un apoyo específico para dicha dificultad. Cuando sólo se tiene dificultad con una asignatura ( inglés, matemáticas o dibujo, por ejemplo ) tampoco es lo más indicado. Ahí sí recomendamos apoyo escolar para esa materia en concreto.

Por todo esto, antes de empezar un curso de técnicas de estudio es recomendable realizar una breve valoración del niño/a.

¿Qué les enseñamos en el curso?

Aunque personificamos los cursos en función de las necesidades, hay una serie de bloques básicos:

  • Organización y ambiente de estudio
  • Relajación y afrontamiento de estudio y de exámenes
  • Método activo de estudio, (lectura, subrayado, esquematización, resúmenes, metaconocimiento “saber que me sé y que no”
  • Atención y concentración
  • El curso es esencialmente práctico. Trabajamos con materiales mayoritariamente del propio alumno para poner en práctica todas las habilidades mencionadas con anterioridad.

    ¿El curso es individual o en grupo?

    Trabajamos en ambas modalidades. En ocasiones por motivos personales la familia está interesada directamente en la modalidad individual. En nuestros centros también llevamos cursos en grupos pequeños de 2 ó 3 alumnos y contamos también con experiencia en centros externos como el Ceip Miguel Hernández de San Fernando de Henares. Nosotros realizamos estos cursos en 10 sesiones.

    Qué hacer si tu hijo o hija tartamudea: 10 consejos básicos

    ¿Tu hijo se traba? ¿Se atasca al hablar o repite algunas sílabas? Es normal en niños pequeños pero si el problema persiste puede requerir tratamiento. En cualquier caso, es muy importante la actitud de los padres. Esta es una guía elaborada en Clínica Abla con 10 consejos básicos.

    Los padres deben aprender, sobre todo, a no reaccionar mal ante el niño que tartamudea: deben poner especial cuidado en no manifestar ningún signo (verbal o no verbal) de impaciencia o ansiedad.

    consejos si tu hijo tartamudea

    1. No se le ha de reñir, censurar, criticar ni ridiculizar.

    2. Debe evitarse al niño todo tipo de situaciones de tensión. Nadie hará observaciones al niño acerca de su forma de hablar. Se evitará que tenga contacto con personas que pudieran perjudicarle en este sentido.Los cambios repentinos en el entorno del niño le pueden confundir y producir inseguridad.

    3. Nunca le harán repetir una palabra o frase ni tampoco decirle que hable tranquilo o despacio.

    4. Darle tiempo para que termine la frase. No adelantarse “adivinando” continuamente lo que va a decir. No interrumpirle aunque tartamudeé. En caso de que manifieste signos de esfuerzos bruscos al hablar, intervenir suavemente distrayendo el esfuerzo y facilitando una buena comunicación.

    5. Evitar la situación frustrante de competir: permitirle que en casa hable el primero, hacer pausas largas para que le sea más fácil intervenir, respetar los turnos en la conversación.

    6. Darle conversación y animarle en situaciones de no tensión.

    7. Leer cuentos junto con el niño, comentar lo que se ve en la televisión, hablarle de cosas que le interesen, haciéndolo despacio, con pronunciación clara y frases sencillas.

    8. Atenderle y conversar con él, especialmente a la salida del colegio, compartir experiencias…

    9. Prestar atención al contenido de lo que el niño quiere decir y no a los errores que comete.

    10. Reducir al máximo el número de preguntas dirigidas al niño (¿Por qué? ¿Quiénes? ¿Cómo?) Le suele provocar más tartamudeo por exigencia a una explicación, acusación de algo, etc. Sustituir estas preguntas por conversaciones.

    Por último, hay que procurar que cada noche se acueste contento y relajado. Su problema tiene tratamiento y no tiene por qué ser una cuestión que le preocupe. Muchos tartamudeos se provocan por un estado de nervios así que la tarea principal de los padres es procurar que el niño esté relajado y feliz.

    Gema Parra. Logopeda en Clínica Abla

    Aprendizaje de una lectoescritura funcional

    Como logopedas y/o terapeutas del lenguaje escrito, debemos preguntarnos cuáles son las estrategias y habilidades que debemos enseñar a niños con necesidades educativas especiales y qué importancia tiene para ellos la escritura con el fin de que se desarrollen con normalidad en actividades sociales.
    libro niño

    ¿Por qué aún, a día de hoy, nos interesan más las actividades mecánicas de la forma del lenguaje escrito y no su funcionalidad en los entornos sociales?

    Cabe destacar el artículo ¨Enseñar a usar el lenguaje escrito a niños con Necesidades Educativas Especiales¨ (Beatriz Martín del Campo. Revista de Logopedia, Foniatría y Audiología. 2011.)

    En dicho artículo se muestran resultados concluyentes a partir de una investigación-acción que se llevó a cabo en un colegio de educación especial con niños de entre 11 y 15 años, donde se realizaban las típicas tareas rutinarias de lectoescritura que para estos niños ningún fin podían tener.

    Surgió la idea de montar una tienda de chucherías en el mismo colegio, con el fin de que los demás alumnos pudieran ir a comprar durante el recreo. Los niños, que se convirtieron en tenderos, tuvieron que hacer uso del lenguaje escrito para realizar el listado de golosinas, los letreros, tareas de cálculo, etc.

    Con este estudio se ha querido extrapolar la idea de alcanzar un uso funcional del lenguaje escrito en los entornos sociales donde participan niños con necesidades educativas especiales (NEE) donde no solo se deben entrenar los procesos de transcripción de lo oral a lo escrito, sino que se debe de crear situaciones culturalmente significativas donde la lectoescritura sea un medio para obtener metas sociales.

    El lenguaje escrito es distinto del oral, por ello, para la adquisición de los dos tipos de aprendizaje se precisan cosas diferentes. Por ejemplo, para aprender el lenguaje escrito precisamos del aprendizaje alfabético que caracteriza esta forma de lenguaje.

    Aprender a usar el lenguaje escrito implica la participación en situaciones sociales determinadas; es decir, en diferentes situaciones (escuchar un cuento, escuchar una noticia, escribir una carta a un amigo, leer el horario de autobuses, etc.) los niños deben aprender a comprender y producir lenguaje con estructuras muy diferentes de las que conocían hasta ahora a través de la oralidad.

    Como bien se plantea en el artículo, ¿qué ocurre cuando esperamos a que los futuros lectores superen las dificultades en las habilidades básicas de lectura, para empezar a trabajar las habilidades superiores?
    Y es que la respuesta es muy sencilla, pues de ser así, creamos niños con fracasos en este ámbito, que nunca tendrán placer por la lectoescritura, ni conseguirán objetivos a través del lenguaje escrito.

    Entonces, ¿qué alternativas como profesionales que trabajamos con niños con NEE debemos de tener en cuenta?

  • Buscar el apoyo de nuevas tecnologías.
  • Que este tipo de niños escuchen textos escritos en vez de leerlos.
  • Que en las clases, los niños dicten lo que tengan que escribir.
  • Usar técnicas de andamiaje a través de las cuales se ofrecen ayudas externas en forma de preguntas orales o tarjetas escritas para recordar algunas tareas que se deben de llevar a cabo en el proceso de escritura.
  • Por lo tanto, como se concluye en el artículo, es de suma importancia que el punto de partida de todo educador debe ser acompañar a la persona en la construcción de un proyecto de vida.

    Patricia C. Sánchez García. Logopeda en Clínica Abla

    ¿Año nuevo, propósitos viejos?

    Empieza un año nuevo y muchos de nosotros nos propondremos una serie de propósitos para este próximo año. Y, para variar, muchos estarán olvidados o abandonados en febrero.

    propósitos año nuevo

    ¿Qué podemos hacer para que nuestros objetivos se cumplan?

    1. Sé realista. O dicho de otra forma, el que mucho abarca poco aprieta. Si quieres aprender 3 idiomas, dejar de fumar y adelgazar 15 kilos en un mes, alguna de estas tareas te va a resultar imposible.

    Establece prioridades, qué objetivos son los que realmente te interesan y qué acciones debes llevar a cabo para realizarlos.

    Por ejemplo, si quiero adelgazar, debo poner una fecha para consultas médicas, un plan de ejercicio y unos controles de peso quincenales o mensuales.

    2. No intentes todo a la vez. Coge el orden de prioridades que has establecido y plantéate unos criterios temporales. Por ejemplo, si vas a aprender un idioma, ponte una fecha para apuntarte a una academia, o una serie de ejercicios online semanales que debas cumplir.

    3. Hazlo en compañía. Es más fácil una dieta para dos, hablar con alguien en otro idioma, ir acompañado al gimnasio. Cuando una de las personas deje de tener ganas la otra puede motivarla.

    Si no encuentras con quien realizar tus metas por lo menos habla sobre tus propósitos y comenta los avances que vas consiguiendo.

    4. No te martirices innecesariamente si no has podido cumplir con todo lo establecido. No es o todo o nada y no cumplirlo a la perfección no tiene por qué dejarlo para las próximas navidades .

    5. En algunos casos puede ser bueno buscar ayuda profesional, ya sea un endocrino, psicólogo o un profesor de inglés.

    Maite Calvo-Fernández.
    Psicóloga en Clínica Abla

    1 2 3 4