Cómo afecta el móvil a la forma de relacionarnos

Llegan a mi consulta muchos jóvenes muy preparados a nivel académico, con amplio dominio de las redes sociales pero para los que supone un gran desafío y en ocasiones causa un gran sufrimiento el establecer unas relaciones más “cara a cara”.

Pedir unos apuntes o invitar alguien al cine pueden parecer misiones imposibles.

Gestos tan sencillos como tocar en el hombro de un compañero y pedirle algo suponen ahora todo un reto. Practicar menos la comunicación ha generado jóvenes que no siempre saben hacer esas peticiones de manera hábil socialmente.El ser humano sigue siendo social, y aunque no hay duda de que Skype nos facilita la vida cuando tenemos a alguien querido lejos, en otras ocasiones llama poderosamente la atención ( de forma negativa) ver grupos de personas que están tomando un café cada una atendiendo a su móvil. El móvil da una falta sensación de seguridad y muchas veces aísla más que beneficia.

¿Qué son las habilidades sociales?

Son las conductas que nos permiten relacionranos con los demás de forma exitosa.

¿Son innatas las habilidades sociales o se pueden trabajar?

Muchas son innatas pero pueden cambiar.Abarcan campos muy amplios, desde las más básicas: escuchar, dar las gracia, hasta las más complejas como disculparse o negociar. Son muy importantes a la hora de conseguir un trabajo, de mantener una relación sana. Y además, pueden ser muy útiles a los niños.

Los más pequeños necesitan aprender a relacionarse

Forma parte de su aprendizaje. A menudo los niños gestionan situaciones que pueden llegar a ser muy estresantes. Por ejemplo los que se ven aislados en el patio del colegio o que incluso sufren acoso pueden enfrentarse mejor a estas situaciones si trabajan sus habilidades.

Maite Calvo
Psicóloga