¿Cómo se altera la conducta tras una lesión cerebral?

Tras una lesión cerebral, con frecuencia se pueden producir alteraciones emocionales y conductuales que pueden derivar en cambios de personalidad. Entre las alteraciones más frecuentes pueden observarse irritabilidad, impulsividad, agresividad, egocentrismo, desinhibición, euforia, conducta inapropiada, rigidez, negatividad, apatía, labilidad emocional, depresión o infantilismo. Por tanto, el daño cerebral puede provocar alteraciones conductuales y afectivas tan importantes de atender como el componente cognitivo de la lesión. Estas alteraciones son igual de incapacitantes y dolorosas para la adaptabilidad de la persona. Esta situación conlleva malestar, baja autoestima y en algunos casos, depresión y ansiedad. Además, se agrava cuando afecta a las relaciones sociales y familiares, conduciendo a la persona a un posible y progresivo aislamiento.

CÓMO AYUDA LA NEUROPSICOLOGÍA

La neuropsicología es la rama de las neurociencias que estudia la relación entre el cerebro y la conducta. Desde el área de neuropsicología se realizan intervenciones enfocadas a alteraciones emocionales y de la personalidad. De esta forma, se trabaja sobre el afrontamiento de los pacientes ante la experiencia de sus dificultades.

 

 

OBJETIVO: QUE EL PACIENTE TENGA AUTONOMÍA

El objetivo principal de la rehabilitación neuropsicológica es que el paciente con daño cerebral consiga alcanzar el máximo grado de autonomía posible y mejorar su calidad de vida.

EL APOYO DE LA FAMILIA

El daño cerebral no afecta exclusivamente a la persona que ha sufrido la lesión. La familia es también receptora del impacto emocional que supone la aparición del daño cerebral y es, a la vez, el pilar de apoyo en el que se sustenta buena parte del proceso de recuperación. Es por ello que, como parte del tratamiento, debemos prestar atención, orientación y ayuda a las familias de estos pacientes.

 

NADIA CASTELLÓ

Neuropsicóloga

Pida cita

Acepto las condiciones   

Pida cita

Acepto las condiciones   

Pregúntanos