Mi hijo/a tiene retraso en el lenguaje: Pautas para padres

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

 

Cuando un niño tiene problemas de lenguaje es muy importante trabajar con la familia.  Aquí os dejamos unas pautas unas pautas  sobre cómo intervenir en casa para estimular el lenguaje oral de vuestros hijos e hijas.

Man playing with boy

Man playing with boy

  1. Hablar al niño tan a menudo como sea posible, aprovechar cualquier actividad, cuando éste se encuentre inmerso en actividades atractivas para él.
  2. Jugar con el niño o la niña, mirar cuentos a la vez, contárselos en vez de verlos en película para así despertar y estimular su imaginación. Dibujar conjuntamente, hablar sobre sus dibujos…
  3. Elegir actividades conjuntas para provocar el lenguaje espontáneo: hacer un puzzle, preparar la comida, pasear por la calle, coger el autobús, salir al campo, pasear en bicicleta, jugar con juguetes, construcciones, muñecas y coches…
  4. Pregunta a  tu hijo, directa o indirectamente, qué actividades ha hecho en el colegio, o qué ha comido, o que te cuente un cuento, chistes, canciones. Estos intercambios serán importantes para activar su memoria a corto, medio y largo plazo. Orientarles en el tiempo (antes, ahora, después, ayer, hoy, mañana…) y el espacio (arriba, debajo, delante, detrás, en frente, al lado….)
  5. Aprovechar los cuentos infantiles que el niño debe tener en su cuarto, para reconocer e identificar colores, formas, tamaños, números..
  6. Tener muy en cuenta el tipo de alimentación que se ofrece al niño o niña. Es importante que sea adecuada a su edad. Introduciendo alimentos en su dieta que requieran un esfuerzo progresivo de masticación, deglución, ingesta de líquidos…caramelos y chicles sin azúcar, y, en definitiva, ayuda a ejercitar la musculatura de la boca (lengua, labios, mandíbula…) También ejercicios indirectos de muecas, risas, besos…
  7. Controlar que el niño o la niña mantenga en todo momento una buena coordinación respiratoria: tomar el aire por la nariz y expulsarlo por la boca. No respirar humos de tabaco…
  8. Hacer juegos de respiración y soplo: pompitas, matasuegras, velas, globos, soplar y aspirar agua con pajitas, sonarse la nariz (primero un lado y luego el otro.)
  9. Cantar y silbar les ayuda no solo a articular y pronunciar mejor, sino a estimular el sentido del ritmo, musical y melódico.
  10. Es importante también controlar la postura en todo momento, cabeza, cuello, hombros, espalda…vigilando que estén rectos y que no estén caídos, encorvados ni rígidos.
  11. Es imprescindible que el niño juegue, solo y con otros niños para desarrollar su imaginación, inventiva (juego simbólico: dar usos diferentes a los objetos cotidianos, ej: cabalgar en una escoba), capacidad de relación, coordinación de movimientos, equilibrio, conocimiento de su cuerpo, autoimagen y autoestima.
  12. Evitar que pase demasiado tiempo frente al televisor, principalmente porque propicia una actitud pasiva, que retrasa su desarrollo, puede provocar problemas visuales y posturales.
    Además es importante que se vigile el contenido de lo que ven en la tele, que el adulto le ayude a interpretar las imágenes que esta viendo, aprovechando para enriquecer el vocabulario.

No olvidar que el objetivo del lenguaje es comunicarnos, por tanto, debemos prestar atención a nuestros hijos, intentando comprenderlos pero haciendo que se esfuercen para que otras personas también lleguen a entenderles.

Gema Parra. Logopeda en Clínica Abla

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *