Realidad virtual para tratar fobia y ansiedad

Realidad virtual, una nueva herramienta

Yo llevo años tratando la ansiedad y la fobia de los pacientes sin usar la realidad virtual. Por eso, sinceramente, me preguntaba…

¿De verdad funciona la realidad virtual para tratar problemas psicológicos?

Pues la he estado probando, y la verdad es que funciona muy bien. Nos permite una mayor inmersión en varias situaciones que pueden producir ansiedad a los pacientes y además permite interaccionar durante esa inmersión, manipulando la situación sobre la marcha. Por ejemplo, cambiando el nivel de oscuridad, la intensidad de la lluvia o la presencia de tormentas.

Beneficios de la realidad virtual

Nos facilita el acceso a escenarios que de otra manera tendríamos que salir de consulta, ganando tiempo y haciendo que el exponerse a esas situaciones no dependa de circunstancias externas.

Podemos obtener unas medidas de biofeedback simultáneas a la exposición que realicemos.

Sirve para niños Y adultos. De hecho, para los niños suele ser bastante motivador y se puede aplicar no sólo a trastornos de ansiedad o fobias sino para trabajar la atención.

¿Es una solución mágica a las fobias o trastornos similares?
No, no lo es. Debe ir acompañado de un trabajo cognitivo y en ocasiones hay pacientes a los que les resulta complicado sentirse inmersos dentro de ese ambiente, aunque para ello se recomienda que el primer escenario al que se enfrente un paciente que va a utilizar las gafas de realidad virtual no sea el que le produce temor.